¿Son los insectos el futuro de la alimentación?

¿Son los insectos el futuro de la alimentación?

Entendemos por entomofagia el acto de ingerir insectos como un alimento más, ya sea por parte de animales como por los seres humanos.

Actualmente, más de 2.000 millones de personas alrededor de todo el mundo consumen algún tipo de insecto. Siendo los países de Asia, África y buena parte de Latinoamérica los que mayores índices de consumo presentan.

En estas culturas, los insectos son considerados como un producto alimentario más, como los huevos o el pescado. Además, suelen emplearse tanto como acompañamiento o como elemento principal del plato.

insectos-cocinaland

En Europa, la ingesta de insectos siempre ha sido un tema tabú. Aunque en los últimos años, se ha desarrollado todo un movimiento en pro de los insectos como alimento. Esto ha dividido a la población en dos bandos muy diferenciados. Por un lado, aquellos que esperan darle una oportunidad a las hormigas, los escarabajos y los gusanos como alimento. Por otro, a aquellos que no quieren ni oír hablar de esa posibilidad.

El tema lleva encima de la mesa un par de años desde que en 2013 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura animase a la población mundial a incorporar los insectos a sus dietas y hábitos alimentarios diarios. Esta recomendación de la FAO estaría sustentada en el hecho de que el fomento del consumo de insectos podría ayudar a combatir y erradicar el hambre en todo el mundo. 

El informe que publicó esta organización, recoge que la sobrepoblación que experimentaremos en menos de 20 años, si las cifras de natalidad y mortalidad continúan como hasta ahora, provocaría la imposibilidad de expandir el terreno dedicado a la explotación agrícola. De esta forma, y teniendo también en cuenta los devastadores efectos que el cambio climático tiene sobre las cosechas, la FAO vería en los insectos una solución a largo plazo.

A la recomendación de la organización debemos sumar las opiniones de los expertos. Estos  sitúan a los insectos como uno de los alimentos más nutritivos que podamos encontrar en la actualidad.

La mayor parte de ellos son ricos en contenido proteico, sobre todo los escarabajos. Además, contienen un nivel equilibrado de grasas y presentan grandes cantidades de minerales como el hierro y el zinc, así como fibra, calcio y vitaminas B1, B2 y B3.

insectos-cocinaland

Ya sea por seguir las recomendaciones de la FAO o por ofrecer al público una variedad gastronómica mucho más exótica que la propia, lo cierto es que diferentes países europeos hace años que cuentan con leyes que permiten la comercialización de insectos para el consumo humano. Así, en países como Reino Unido, Suiza, Holanda o Bélgica es posible encontrar restaurantes en los que gran parte de su carta se compone de platos cocinados con insectos.

Las grandes superficies también comercializan con ellos. Aunque sus precios suelen ser bastante elevados. Esta nueva visión de la gastronomía vendría a confirmar los cambios en la alimentación que se están dando en la actualidad.

Si hace unos años seguir una dieta vegetariana era algo completamente inusual. Hoy en día se posiciona como uno de los hábitos alimentarios más extendidos entre la población de todo el mundo. De hecho, dietas derivadas de ella, como el flexitarismo, o algo más estrictas como el veganismo, han ido ganando adeptos de manera exponencial en los últimos años. Este aumento también se debe en gran medida al enorme trabajo de visibilización. Llevado a cabo diferentes personajes públicos como Bill Gates, Daniel Negreanu, Natalie Portman, James Cameron o Penélope Cruz. Todos ellos han ayudado a difundir la importancia de llevar una dieta saludable y equilibrada que además ayude a la sostenibilidad del medio ambiente.

insectos-cocinaland

En nuestro país, esta corriente gastronómica en la que los insectos son los protagonistas ha tardado en llegar. Pero por fin ha desembarcado de manera real. Desde el 1 de enero de 2018 en España se permite la comercialización de insectos para consumo humano. Gracias a una modificación en la regulación establecida por la Unión Europea. Con todo, la venta de insectos no se ha hecho popular hasta hace un par de semanas. Una conocida cadena de hipermercados francesa los ha incluido en la lista de sus productos.

Grillos y gusanos han dado el salto de los campos a las estanterías de estas superficies comerciales. Centros que los presentan como una alternativa saludable y ecológica. Eso sí, a un precio prohibitivo para la mayoría de los bolsillos. Pues una pequeña caja de 14 de gramos de grillos cuesta la friolera de 7 euros. Es decir, 500 euros el kilo.

Por el momento, ninguna otra superficie comercial se ha lanzado a la venta de insectos en nuestro país. Aunque es posible adquirirlos a través de otras empresas como MealFood. Dedicada a la cría de una variedad de gusanos, o Insectfit.  La empresa ofrece a sus clientes barritas energéticas elaboradas con harina de trigo de grillo.

Habrá que esperar un par de meses. Así comprobar la aceptación que este nuevo tipo de alimentos tienen en nuestro país. Aunque no parece sencilla una gran acogida debido al enorme choque cultural que supone.

Con todo, existen precedentes al respecto. Pues cuando el sushi llegó a España, eran pocos los que veían con buenos ojos aquello de comer pescado crudo. Sin embargo, hoy en día es todo un manjar para los paladares más selectos. Quién sabe, puede que los insectos sean el nuevo sushi.

 

LAS MEJORES RECETAS DE TODO EL MUNDO

Esperamos que disfrutes del contenido. Suscríbete para obtener recetas premiun.

, , ,

Sin comentarios

Deja un comentario

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.